Christopher Carrion
Carrion

Christopher Carrion tiene un aspecto horrible, con la piel podrida como la de un cadáver. Sus labios tienen marcas de cicatrices de cuando su abuela cosió sus labios por decir la palabra amor. Alrededor de su cabeza hay un collar translúcido lleno de un líquido azul claro. Desde la parte posterior de su cráneo salen tubos que dejan que sus pesadillas salgan de su mente y adquieran una forma semicorpórea, algo así como una serpiente hecha de humo y relámpagos. Se sugiere que cuando se frotan contra su piel pueda revivir las pesadillas que tuvo. El hecho de que se alegre de esto es un testimonio de su personalidad mórbida. Carrión también se enoja muy facilmente con las personas. Él disfruta manipulando a las personas para sacar a relucir su oscuridad interior, como decirle a un par de hermanos que el otro estaba conspirando contra ellos y luego mirar mientras intentan matarse unos a otros. Carrión es el Señor de la Medianoche en la Isla de Gorgossium.

Carrión fue criado por su abuela, Mater Motley, después de que su madre y sus hermanos murieran en un furioso incendio. Mater Motley crió a Carrión estrictamente y lo educó para compartir su creencia en crear la Medianoche Absoluta, cuando todas las Islas de Abarat se sumergirían eternamente en la oscuridad.

Chirstopher Carrion hace su primera aparición durante una reunión en la que Mendelson Shape le dice que una chica del Más Allá ahora tiene la Llave. Aunque enfurecido con Shape, se divierte ante la perspectiva de una reunión con la chica. Su teniente Otto Houlihan acompaña a un hombre de Ciudad Commexo a Gorgossium para revisar las imágenes de vigilancia de todo el Abarat. Después de que Shape busque en las imágenes, encuentran a Candy Quackenbush en el Yebba Dim. Al ver su imagen por primera vez, Carrion se sintió atraída por Candy sin entender por qué, y le ordena a Shape que la capture y la lleve a su presencia.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License