Delirio
Delirium

Delirio, conocido por los antiguos griegos como Mania, es el más joven de Los Eternos. Por lo general, es bastante baja y delgada, y no parece tener más edad que una niña humana adolescente. Uno de sus ojos es azul y el otro verde, aunque puede ajustarlos al mismo color, pero dice que eso le duele. Su cabello cambia de estilo y color constantemente, al igual que su ropa. Su sombra nunca refleja su forma, y ​​es tangible, como el terciopelo. Se dice que huele a sudor, a las noches, al vino agrio y al cuero viejo. Su simbolo es un remolino multicolor y abstracto. Su reino es una masa caótica en constante cambio de colores, objetos y formas extrañas, y contiene un reloj de sol con la inscripción "Tempus Frangit" ("El Tiempo se Detiene"), un juego de palabras en latín con la frase "Tempus Fugit" ("El Tiempo Vuela"). Delirio viaja con un compañero, un perro llamado Barnabas, en préstamo permanente de su hermano Destrucción. Delirio nunca tiene una apariencia consistente. A menudo, tanto su cabello como su ropa cambian de un minuto a otro, y las únicas cosas que son relativamente consistentes son su cabello y ojos de varios colores.

Se ha implicado a lo largo de la serie que Delirio es el más sabio de todos los Eternos y que sabe más que incluso Destino. Delirio implica lo que la Muerte describe que cualquiera sabe todo, pero elige no hacerlo, lo que la lleva a la locura mientras ella lo "explica". Delirio también comprende lo que Destrucción declaró durante su abdicación, que los Eternos definen dos lados, cuando ella se vuelve sana y ordenada mas de Destino. Delirio tiene breves arrebatos de intuición y profecía que a menudo sorprenden a quienes la rodean, y la mayoría de las veces se ignoran. Delirio a menudo tiene una actitud lúdica, con respecto a algunos eventos con alegría extática. Delirio también responde rápidamente con enojo a la grosería, lo que la lleva a castigar ocasionalmente a las personas sin piedad, generalmente con locura.

Primero encarnada como Deleite, finalmente se transformó en Delirio por razones que incluso Destino no conoce. Ella es despistada y se distrae fácilmente; a menudo olvida el hilo de sus conversaciones, y sale con observaciones fuera de lo común y aparentemente intrascendentes. Muy ocasionalmente puede, con un esfuerzo, volverse más controlada en el pensamiento y el habla, momento en el que su discurso se entiende con mayor claridad. Este esfuerzo, como ella dice más tarde, le causa dolor.

Los otros Eternos, particularmente Muerte y Destrucción, parecen sentir aficion a Delirio, en diversos grados, y son protectores de ella. Ella, a su vez, es cariñosa con ellos, particularmente con Destrucción. Originalmente, estaba algo asustada por Sueño y evitaba estar cerca de él, hasta el punto de que sus guardianes no sabían quién era ella, sin embargo, su relación cambio con el paso del tiermpo al punto en que Delirio intenta desesperadamente ayudar a salvar a Sueño de su inminente condena por parte de Las Benevolas al tratar de persuadirlo para que lo acompañe en otra búsqueda con ella para encontrar a Barnabas, pero Sueño se niega.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License