Eddie la Navaja
Eddie

Conocido tambien como el Dios Punk de la Navaja de Afeitar, solía ser un miembro de una pandilla y se sabía que mataba con su navaja de afeitar con mango de perla, un notorio asesino a la edad de 14 años. Un día, Eddie había llegdo demasiado lejos y demasiadas personas lo perseguían. Huyó a la Calle de los Dioses y, finalmente, al Templo de Dagón, que fue mantenido por la única persona que todavía creía en Dagón, el mismo Dagón. Dagon le dio a Eddie un santuario, y sus conversaciones diarias les dieron a ambos mucho en qué pensar.

Finalmente, un viejo hippie que había caído en una Intervalo de Tiempo estaba siendo perseguido por el antiguo dios de la guerra persa Mithras, quien estaba furioso porque cualquier hombre podia darle la espalda a la guerra y abrazar la paz. Dagón le otorgó santuario al hippie, pero Mitra intentó matarlo de todos modos: con su espada, sus poderes deíficos se redujeron a un simple parpadeo de lo que habían sido, con la falta de confianza en él. Dagon se paró frente al hippie, con la intención de protegerlo con su propio cuerpo.

Cuando Mitra intentó derribar a Dagón para llegar al hippie, Eddie, enfurecido por la idea de perder a su primer amigo, saltó y le cortó la garganta a Mitra, hiriendo mortalmente al dios que era apenas más que mortal.

Cuando Eddie lo terminó, la chispa del poder divino que dejó Mitra se consumió en Eddie, convirtiéndolo en un dios, con sus poderes lo que le ha dado a su navaja el poder de atravesar el espacio y el tiempo para abrir puertas y portales como desee.

Eddie pasó algunos meses más en el Templo de Dagon, aprendiendo del viejo dios, y finalmente resolvió hacer su penitencia por sus crímenes anteriores. Para luchar por aquellos que no pueden defenderse, para proteger a los débiles e indefensos. Contrariamente a muchos de los rumores, que posiblemente él alentó, la penitencia de Eddie es autoimpuesta. En lugar de obedecer cualquier orden o trato divino, llegó a la decisión de luchar por el bien por su cuenta. No está obligado a arrepentirse, o asustado a arrepentirse con amenazas o castigos, elige su camino por su propia voluntad.

Desde entonces, Eddie ha realizado varias hazañas y asesinatos espectaculares, aumentando su reputación, lo que lo hace más fuerte a medida que las historias se difunden y se vuelven cada vez más salvajes. Cuando la Calle de los Dioses trató de reorganizarse y volverse aún más descaradamente comercial, Eddie se enfureció, mató a unos pocos dioses y destruyó muchos más templos. La noticia resultante se extendió, y así los poderes de Eddie crecieron aún más.

La mayoría de las deidades y seres de otro mundo obtienen el poder de ser creídos, y Eddie no es una excepción. Sus muchos hechos e historias espectaculares significan que tiene más poder que la mayoría de los habitantes de Nocturnia. Todos han oído hablar de él, todos le tienen miedo. Incluso los dioses le temen a Eddie, porque saben que ellos también creen en el Dios Punk de la Navaja de Afeitar.

Es increíblemente rápido y fuerte, y una de las fuerzas más poderosas del bien en Nocturnia, aunque tiende a dejar una multitud de cuerpos detrás de él. Su fuerza de voluntad es enorme, capaz de resistir cosas como la Pistola del Habla. La evidencia también sugiere que Eddie es inmortal,y la única arma capaz de matarlo es su propia navaja de afeitar.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License