El Crepusculo
1

El Crepúsculo, aunque es un reino de existencia debajo del mundo humano o ordinario y, por lo tanto, no es sapiente, absorbe indiscriminadamente la energía de quien ingrese en el. Un Otro entra en el Crepúsculo al entrar en su propia sombra, luego comienza a drenar su fuerza. La única manera de sobrevivir en el Crepúsculo es alimentarlo lentamente con energía. La habilidad requerida para permanecer (o incluso entrar) en el Crepúsculo durante un período prolongado de tiempo se adquiere mediante la capacitación formal. Otros que carecen de esta habilidad y aún logran entrar al Crepúsculo corren un mayor riesgo de estar completamente agotados de su vida y energía.


Propiedades


Hay historias de magos que se han perdido en el Crepúsculo porque agotaron su energía en batallas dentro del Crepúsculo o porque fueron descuidados. Los principiantes también se han perdido en el Crepúsculo porque han permitido que consuma demasiada energía; les falta la habilidad para "alimentar" al Crepúsculo. Algunos muy poderosos Otros deciden desvanecerse en Crepúsculo cuando se han cansado del mundo.

Las leyes "regulares" de la física, es decir, las leyes de la física presentes en el mundo ordinario humano no se aplican en el Crepúsculo. A menos que estén encantados, los objetos físicos solo pueden afectar a los seres en el primer nivel. Una explosión nuclear se extiende hacia abajo, a través de todos los niveles. Esta es la razón por la que los Guardianes han hecho todo lo posible para prevenir las guerras nucleares.

Las auras de los Otros tienen color en el Crepúsculo, al igual que sus emociones y la magia que manifiestan. Los colores presentes en o alrededor de un Otro en el Crepúsculo se pueden leer para evaluar sus sentimientos.

El Crepúsculo imbuye a los Otros con la mayoría de sus poderes mágicos. También es responsable de darles una larga vida antinatural, en términos humanos. Debido al Crepúsculo, otros pueden vivir cientos, posiblemente miles, de años. Esto se debe a que, a diferencia de los humanos normales, absorben en lugar de producir magia. El proceso de absorción de la magia también extiende su vida. Cuanto más poderoso es el Otro, menos magia producen, y más deben absorber de los humanos normales.

Los Otros tienen una forma que pueden tomar dentro o fuera del Crepúsculo. La mayoría de los Otros Oscuros toman la forma de una figura parecida a un demonio. Muchos Otros de Luz toman la forma de ángeles brillantes blancos.


Capas


Cada capa es más difícil de alcanzar y solo es accesible para Otros muy poderosos; Esto se debe en gran parte al hecho de que el Crepúsculo drena energía mucho más rápidamente y con mayor avidez en los niveles más profundos. Para acceder a los niveles más bajos del Crepúsculo, un Otro debe pasar por su sombra en cada nivel sucesivo.

Se compone de Siete Capas, cada capa requiere más poder geométricamente para entrar y permanecer en ella. Cada capa es muy diferente de la capa superior. Los Otros más poderosos no pueden pasar la Tercera Capa, un Mago de Nivel Superior puede penetrar hasta la Quinta Capa. Un Mago más allá de la clasificación, puede llegar a la Sexta Capa. Solo un Mago de Nivel Cero puede llegar a la Septima Capa. Los Magos de Nivel Cero han surgido solo una vez cada mil años aproximadamente. Hasta ahora solo se sabe de la descripcion de las dos primeras capas.

En la Primera Capa, el Crepusculo es una versión gris o sepia del mundo humano donde el tiempo corre mucho más lentamente que en el mundo humano; esto significa que puedes hacer más en el Crepúsculo en menos tiempo de lo que costaría en el mundo humano. En este nivel aún existen restos del mundo humano y se pueden ver. Por ejemplo, se puede ver a los humanos, pero tienen un tono sepia y se mueven a un ritmo mucho más lento debido a la diferencia de tiempo entre los dos reinos. Este nivel está habitado por un parásito, un musgo azul que se alimenta de energía, que no parece hacer ningún daño a quienes ingresan al Crepúsculo, y es fácil de erradicar.

La Segunda Capa es incluso menos parecido al mundo humano: Todos los edificios humanos y las personas desaparecen, pero todos los edificios construidos por arte de magia cambian a una versión diferente de sí mismos. Se describe como más oscuro y con una consistencia que es comparable a las nubes. También hay tres lunas.


Habitantes


El Crepúsculo es accesible solo para Otros, vivos y muertos, objetos mágicos particulares y ciertos animales. Otros acceden al Crepúsculo levantando su sombra, aumentando su volumen y densidad, y luego atravesándola.

Como se mencionó anteriormente, ciertos objetos mágicos pueden entrar al Crepúsculo. Sin embargo, no es tanto que puedan entrar en Crepúsculo como si existieran en múltiples niveles de realidad. Por ejemplo, un amuleto de cobre en el mundo humano puede verse en el Crepúsculo como una pequeña bola de fuego.

Los animales no siempre siguen las mismas reglas que los humanos u otros cuando se trata del Crepúsculo. Para los gatos no hay un mundo humano o Crepúsculo; viven en todos los mundos a la vez.

Solo hay un habitante natural en el Crepúsculo, un musgo azul oscuro que crece a lo largo de muchas superficies del mundo humano en tonos sepia en el primer nivel del Crepúsculo. Se alimenta de la energía emocional de los Otros que entran en el Crepúsculo y de los humanos en el mundo ordinario. Hay una teoría mencionada que afirma que las grandes colonias de musgo azul oscuro pueden desequilibrar la psique humana y causar psicosis, pero no se ha demostrado. No obstante los Magos se sienten ocasionalmente obligados a utilizar la magia para quemar el musgo.


Misterios


El Crepúsculo sigue siendo en gran parte un desconocido. Esto puede deberse a que hay muy pocos Magos realmente poderosos que puedan navegar con éxito sus capas. Se menciona que los niveles más profundos han sido navegados solo por Magos poderosos, pero a costa de un gran gasto energético incluso para ellos.

Cuando un Otro muere por causas naturales, es asesinado o desmaterializado, su "alma" o "esencia" pasa al Crepúsculo, donde permanece por toda la eternidad. Dado que los Otros 'nacen' en el Crepúsculo, tendría sentido que regresen allí después de su muerte, pero la razón de esto nunca se establece. Se convierten en figuras espectrales, siluetas nubladas de su antiguo ser físico. Sigue siendo un misterio si retienen o no algún recuerdo o sentimiento, ya que apenas se comunican con los Otros vivos que entran al Crepúsculo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License