Entrevista Con Guillermo Del Toro Pacific Rim

Guillermo, en otras ocasiones tú habías dicho que no eras fan del 3D, pero Pacific Rim será estrenada en 2D y 3D simultáneamente. ¿Cómo cambió tu opinión respecto al 3D?
Bueno, creo que para la acción, aventura y el cine de género soy ahora un fanático convertido del 3D. Me acerqué a la conversión de esta película con mucho cuidado. Tenía mucho miedo de que el estudio comenzara a pedir que hiciéramos demasiado 3D, y la sensación de dimensión de estas criaturas es tan impresionante en la pantalla que, de haber forzado el 3D, se hubieran visto miniaturizadas. Entonces le pedí al estudio que nos permitiera controlar el 3D completamente, les pedí que nos dieran cuarenta y tantas semanas para convertir el 3D (normalmente se hace en ocho o 12 semanas), y accedieron. Y como soy un freak completo del control (o sea que estoy siempre encima de la gente dando lata), logramos una conversión al 3D que creo que el público va a disfrutar mucho. Ahora el 3D es mi formato favorito para la visión de esta película. Tampoco creo que el 3D sea para cualquier película, no creo que sea una cosa generalizada, pero con una película de acción o de género sí es importante. Si pueden ver Pacific Rim en 3D, se los recomiendo.

¿Qué es lo que puede esperar el público en Pacific Rim?

Pacific Rim es una película bastante única y ciertamente no es algo que haya existido anteriormente. Una de las razones por las que me acerqué a esta película y le dediqué tres años de mi vida, fue porque yo nunca había visto algo como esto. Mi generación creció con una invasión de pop japonés brutal:

Señorita Cometa, Ultraman, Ultraseven, Leo el león, Kimba, Pepito el niño lobo, monstruos del espacio, el Agente 05, en fin, cantidad de anime y cantidad de series de televisión japonesas. Y como yo soy del 64, me tocó ir al estreno de muchas película de Godzilla, muchas películas de Gamera, La guerra de las Gargantuas, etcétera; entonces, para mi generación hay películas que sirven de modelo a la espectacularidad. Pero para las generaciones nuevas no ha habido películas que representen un espectáculo de esta magnitud. Pacific Rim es absolutamente increíble en cuanto a las escenas de acción, la espectacularidad de la película es increíble, realmente vas al cine y vas a ver escenas que, creo, no se han visto jamás. Los Transformers son como del tamaño de la uña de un dedo meñique de uno de nuestros robots. Nosotros medimos 25 pisos de altura, ese es el tamaño de los robots y de los monstruos, entonces, realmente vas a ver unas escenas de acción, de destrucción de Hong Kong, de ataques a diferentes ciudades, peleas en la estratósfera, bajo del mar; creo que es una película para toda la familia y, particularmente, para los niños, con quienes espero establecer una conexión a nivel emocional y de espectáculo.

¿Hay influencia del anime Evangelion en Pacific Rim?
Evangelion no la he visto, tengo los discos pero no los he abierto. Sí hay influencia del anime, pero no de ese en concreto.

¿Qué películas te gusta más hacer? ¿Películas gigantescas como ésta, o películas más introspectivas, como El laberinto del fauno?
Bueno, para mí esta película conecta directamente con Hellboy y Hellboy 2.Hellboy y Pacific Rim tienen exactamente el mismo espíritu. La escena con el Elemental de Hellboy 2 es una especie de preámbulo a lo que hago en Pacific… Dedicarle tres años de tu vida a una película no es un noviazgo o una salida un sábado, es un matrimonio, y no te casas con alguien de quien no estás profundamente enamorado. Es decir, mi intención al hacer cualquier película es presentarle al público quién soy yo. Esto conecta directamente con el quién soy yo más joven, con ese Guillermito que estaba dibujando con crayones en un cuaderno monstruos y robots gigantes con un compartimiento para vivir él, con un comedor, una sala de cine y un baño. Esas son las cosas que le ponía yo siempre al robot. Y gasolina, muchísima gasolina. Pero en mi carrera yo he tratado de hacer todo lo que me ha parecido o que me ha gustado hacer, nunca pienso ni me pregunto cómo será tomado por la gente. La vida es muy cortita para vivirla ante la mirada de los demás. De la misma manera, si te encanta el sushi no vas a comer sushi toda tu pinche vida. Vas a decir: hoy en la mañana quiero unos chilaquiles. Pero a mí me interesa mucho desayunar, comer y cenar películas que me hacen crecer como cineasta, que me hacen crecer como creador de imágenes y con las que me voy a divertir todo el tiempo que voy a vivir con ellas.

¿Cómo elegiste al reparto de la película? Hay gente de todo tipo de nacionalidades y razas…
Cuando haces un blockbuster americano, gigantesco como éste, te puedes traumar y decir: ¿qué hago? O puedes ser completamente un panzón lúdico que disfruta y dice: voy a pasármela de poca. Entonces lo que haces es ir en contra del género “normal”. Es decir, a mí me gusta muchísimo crear una película que parece esto, funciona como esto, pero es algo más. Por ejemplo, en El espinazo del diablo o Cronos, los monstruos tradicionales son lo que menos miedo te debe dar. El peor monstruo en El espinazo no es el fantasma, son los seres huanos. En Cronos igual, el tipo más frágil es el vampiro. De igual manera, cuando hago Pacific Rim lo primero que hago es decidir: ¿Qué es el mundo? ¿Voy a presentar este mundo cuando todos están ganando, apoyados por el gobierno? Ni madres. Voy a enseñarlo cuando estamos perdiendo, cuando lo único que tenemos es los unos a los otros. Presento a los políticos como una punta de pendejos que están construyendo muros, nada más. No saben construir puentes pero saben construir muros. Y entonces agarro y digo: Ok, ¿voy a hacer la película sobre un país que salva al mundo? ¿O voy a hacer la película sobre el mundo salvando al mundo? Entonces pongo gente de diferentes nacionalidades, sexo, color, raza, creencias, uniéndose para salvar al mundo. Trato de decir con la película que nos necesitamos todos los unos a los otros, en lugar de mandar un mensaje pro-militar. Traté de hacer una película de aventuras en la que los personajes se quitan el uniforme, donde las denominaciones son cercanas a una película del oeste, con rangers, marshalls, etcétera; y sobre todo decir que, para ganar, no son necesarias sólo las armas, sino que se necesita ingenio. Y todas estas cosas van en contracorriente de la película de verano “normal”. Son códigos sutiles, pero soy padre de dos niñas y me interesa muchísimo que si algún niño ve la película, no sienta que todas las películas de aventuras que existen son una oda al armamento, en donde la única ciudad que va a ser atacada en Nueva York.

¿Qué tanta influencia de Lovecraft hay en Pacific Rim?
Bueno, yo conozco, adoro y soy un ferviente estudiante de Lovecraft. Le he dedicado muchos años a la lectura de su obra, al análisis de su biografía, a la promoción de su figura y su trabajo, e incluso he dedicado muchos años de mi vida a tratar de hacer película Las Montañas de la Locura, aunque lamentablemente hasta ahorita no se ha logrado. Pero no, realmente la salida de las criaturas del abismo proviene del mito Kaiju, es decir, Godzilla que surge del mar. Godzilla es el papá de todos los Kaiju, y se sostiene en su propia mitología porque el Kaiju es una mitología muy especial. Evidentemente hay una influencia de King Kong o los monstruos de Harry Hausen que destruían grandes edificios famosos de su tiempo. El pulpo de siete brazos destruía el Golden Gate o King Kong se subía al Empire State y eso permanece en las películas de los Kaiju, que frecuentemente atacan edificios famosos y surgen del mar. Pero lo hermoso del Kaiju como figura mitológica en Japón es que ayuda a sanar las heridas de la Segunda Guerra Mundial. Y además se absorbe y se convierte en una mitología infinitamente más profunda y nacionalista para Japón y eventualmente para al mundo, pues creo que son las únicas películas que se han hecho que son altares, poemas, al monstruo. Por eso compaginan perfectamente con quien soy yo, porque soy un absoluto loco fetichista de los monstruos. Tengo la casa familiar y tengo una casa en donde trabajo yo solo, llena de monstruos. Allí tengo desde mi primer monstruo, que hice cuando era chiquito, hasta el último monstruo que adquirí. Tengo una figura de Lovecraft de tamaño natural leyendo en la biblioteca para saludarlo todas las mañanas. Y realmente esa mitología del Kaiju es lo más hermoso que hay, porque es un poema de amor a los monstruos. Llega el punto en que Godzilla, que surgió como un monstruo tradicional en el cine, se transforma en un héroe nacional, en una figura nacional para Japón. Es como el cambio de El Santo cuando era rudo y se volvió técnico, ¿no? Era el malo al principio y ahora se hizo bueno. Pues Godzilla es El Santo de Japón.

¿Qué hay del rumor de que habría un Jaeger (robot) mexicano en la película?
Estaba en la idea original. Pasamos por muchos tratamientos del guión y me interesaba tener a alguien de México o de origen mexicano en la película. De hecho, el papel que hizo Clifton Collins se lo ofrecí a Demián Bichir. Quería un jefe técnico que fuera de origen latino y que su último recurso fuera un rosario en la mano. Si ves la película verás que tiene un rosario y, si todo lo demás falla, saca el rosario y se pone a razar (risas). Pero el Jaeger mexicano no era un personaje fundamental, era un adorno que yo quería; y aunque una película tenga este presupuesto, está mínimo 100 millones abajo respecto a las películas más grandes. Tuvimos que hacer que el presupuesto rindiera más de lo que era, entonces tuve que destilar los seis Jaergers que estaban en el guión originalmente, y sólo me quedé con los que funcionaban para los puntos claves del drama, es decir, los que tenían que morir. Y no quería matar al Jaeger mexicano (risas). Pero mi esperanza es que, si existe una segunda parte, pueda crear a este Jaeger mexicano, que además el diseño era muy, muy chingón.

¿Es cierto que le dedicaste esta película a James Cameron?
Bueno, la película está dedicaca a Ray Harry Housen e Ishiro Honda, el creador de Godzilla. Les dedico la película porque ambos son los más grandes creadores de monstruos gigantes de la historia del cine, por lo menos para mí. La película agradece a James Cameron, a Alfonso Cuarón, a David Cronenberg y a Alejandro González Iñárritu porque ellos ayudaron a crearla; es decir, Cameron leyó el guión, vio el primer corte de la película y me dio sus comentarios. Tenemos una amistad de 20 años ya, donde nos enseñamos las películas, hablamos, vemos los cortes, etcétera. Yo he estado en sus salas de edición y él en las mías. Cronenberg fue fundamental para mí en el rodaje porque lo hice en Toronto, Canadá, y me ayudó con consejos e ideas. Alejandro y Alfonso vinieron al cuarto de edición. La frase final de Charlie Hunt, Me estás apretando mucho, la sugirió Alfonso. Alejandro le quitó siete minutos a la película de un sentón. Entonces son realmente amigos, aliados y les agradezco la ayuda.

¿Qué es lo más importante al hacer un blockbuster como Pacific Rim?
Para mí, lo importante es que las cosas sean, número uno, sinceras; y número dos, de una pieza. Es decir, no enseñar un elemento separado del otro. Cuando diseño una película diseño todo el mundo de la película al mismo tiempo, entonces agarro patrones muy grandes para el diseño, y digo: vamos a basarnos, por ejemplo, en la estética de la Segunda Guerra Mundial. Una cosa que le pido al equipo de diseño es: por favor, no refieran a otros monstruos para diseñar a un monstruo; no refieran a otros robots para diseñar a un robot; tráiganme referencias de un avión, un submarino, un reactor nuclear, aparatos reales, y partimos de ahí. Sobre los monstruos siempre les digo: tráiganme referencias de animales reales. Porque es realmente importante no hacer una meta-película. Pacific Rim es una película hecha por un fan, pero no es una película de fan. Es una película que trata de agregar mi propio toque a un género, de la misma manera que creo que Hellboy o Hellboy 2 no fueron películas de superhéroes comunes y corrientes. Las dos son muy singulares. De la misma manera creo que Pacific Rim será muy singular en el género al que pretende homenajear y agregar un pequeño giro.
Sobre los efectos visuales, creo que es bien importante aclarar esto: hay dos cosas que son un gran error al hablar de efectos visuales. Uno: cuando decimos efectos por computadora, es como llamar a una pintura trabajo de una brocha (risas). La computadora es un elemento que ayuda a procesar datos, pero son hermosuras de trabajo creadas por animadores, fotógrafos, artistas por docenas y docenas, que están aplicados a crear una realidad que no existe. La segunda es que hay una idea de que una película se puede dividir en la parte de historia y la parte de efectos especiales. Para mí eso no existe. Para mí los personajes son:
Rinko (Kikuchi), Charlie (Day), Ron (Perlman) y los robots y los monstruos por igual medida. Para dirigir a los actores tengo el set. Para dirigir a los robots o a los monstruos, tengo diálogo constante y continuo con la compañía que está haciendo los efectos. Un dialogo tan profundo y tan complejo como el que se tiene en un set con los actores. Por ejemplo, en el caso de algunos de los shots de la película, los devolví más de 50 veces. Entonces, es tan íntima mi relación con los efectos especiales, como cualquier cosa que tú ves con actores o efectos en vivo.

Guillermo del Toro sobre Pacific Rim (Titanes del Pacífico): “Yo quería una película donde todos se unen para derrotar algo que nos amenaza. No una película donde el poderío militar nos salva. Y ni siquiera nos salva sino que salva a Nueva York o algún lugar de USA. Yo quería una película donde el mundo se une para salvar al mundo.” “No quiero que el mundo lo salve alguien que está por azar, o llega ahí por golpes de suerte o una chica guapa que nunca pierde el estilo. Quiero que el mundo lo salve gente inteligente.” Y sobre los supuestos parecidos de Pacific Rim con la trama de Evangelion: “Tengo los discos pero no me he sentado a verlos porque no tengo tiempo. Todavía tienen el plástico. Pero Evangelion no inventó el género de los mechas. Si me vas a buscar alguna influencia, y eso lo reconozco, sería Patlabor por la intención de los mechas, y lo de los humanos tripulándolos. También otra influencia son Los Thunderbirds.”

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License