Grigori Rasputin
Grigori

Grigori Yefímovich Rasputín, nació el 21 de Enero de 1869. De joven tenía visiones con frecuencia y era consciente de un gran poder dentro de él, la capacidad de curar a los enfermos y ver el futuro. Estos poderes lo convencieron de que estaba destinado a la grandeza. Usó su poder para obtener un lugar en la corte del Zar Nicolás II, usando sus poderes para curar la hemofilia del Príncipe Alexei. Después de ser asesinado por el Príncipe Félix Yusopov el 16 de Diciembre de 1916, y ser envenenado y lanzado a las aguas del Lago Neva, el Ogdru Jahad entro en contacto con Rasputin. Este le explico su naturaleza y le envió visiones falsas que mostraban la creación de un mundo mejor si se liberaba de su prisión a la Bestia. Eventualmente después de años de haber desaparecido aparece de nuevo junto con Heinrich Himmler quien lo integro al partido Nazi de Adolf Hitler. El fue el encargado del Proyecto Ragnarok el cual tenía como propósito traer de vuelta la llave que liberaría a Ogdru Jahad. Sin embargo los planes de Rasputin se frustraron pues la llave apareció en la mano de un pequeño demonio que los Aliados capturaron. Luego de esto Rasputin se retiro al Circulo Polar Ártico y su aliados, Ilsa Haupstein, Leopold Kurtz y Karl Ruprecht Kroenen se pusieron en suspension criogenica.

Regresó en 1994 con Sadu-Hem, uno de los Ogdru Hem, hijos del Ogdru Jahad. El objetivo de Rasputín era utilizar la Mano Derecha de la Condenación de Hellboy para liberar al Ogdru Jahad de sus prisiones de cristal y permitirles arrasar la tierra. Sin embargo, los planes de Rasputín se vieron frustrados por la intervención oportuna de los asociados de Hellboy de la Agencia de Investigación y Defensa de lo Paranormal, Liz Sherman y Abe Sapien. Rasputín fue asesinado y Sadu-Hem murió quemado.

Rasputín reapareció como un fantasma mientras sus seguidores restaurar la vida del vampiro Vladimir Giurescu. Rasputin ordenó a Ilsa Haupstein, que abandonara sus esfuerzos por revivir a Giurescu y, en cambio, se colocara dentro de una doncella de hierro encantada presentada por Koku. Haupstein lo hizo, muriendo en el proceso, pero su sangre permitió que la diosa Hécate usara a la doncella de hierro como un cuerpo permanente e indestructible. La forma mortal de Hécate, como la de Rasputín mismo, había sido destruida. Poco después, Rasputín se retiró a las raíces de Yggdrasil, donde conoció a Baba Yaga, donde ella le dice que no es más que un peón para el Ogdru Jahad.

Rasputín apareció por último en su forma fantasmal para persuadir a Herman Von Klempt. Lo convenció de liberar al Gusano Conquistador, pero fue detenido por Hellboy y Roger. Los fallidos esfuerzos de Rasputín para reiniciar su nuevo Edén fueron burlados por Hecate. Rasputín enojado atacó a la diosa en respuesta y, como resultado, Hecate destruyo su espiritu. Baba Yaga tomó lo que quedaba de su alma y lo colocó en una bellota.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License