Harry Keogh
Harry

La abuela de Keogh era una inmigrante de Rusia que se trasladó al Reino Unido. Su padre murió cuando era muy joven. Su madre volvió a casarse y posteriormente fue asesinada por el padrastro de Harry. Durante su infancia Harry vivió con sus tíos en el condado de Durham, en el nordeste de Inglaterra. Finalmente Harry regresaría para vengarse de su padrastro ruso por matar a su madre.

Mientras está en la escuela y aunque no es especialmente popular ni un alumno aventajado, Harry descubre su habilidad para hablar con las personas que han muerto. Es en su mayor parte debido a esta habilidad que muestra gran aptitud en las matemáticas y en la literatura. Aprende que la muerte no es el fin de la existencia, y que cualquier cosa que alguien fuera o deseara ser en vida, sigue manifestándose tras la muerte, dentro de los límites que impone ese estado.

Por ejemplo, un matemático muerto continúa perfeccionando sus matemáticas, un inventor sigue inventando nuevas cosas y un psíquico continuando practicando con sus poderes.

No sólo puede hablar con los muertos, sino que puede establecer un lazo con ellos que les permite controlar parcialmente su cuerpo si lo permite.

Cuando se enfrenta a una situación peligrosa, Harry deja que su cuerpo sea controlado por un antiguo profesor de gimnasia que fue sargento en el ejército. No olvida lo que aprende y continúa utilizando sus habilidades. Además, si los muertos están cerca y la situación lo permite, pueden levantarse literalmente del suelo y luchar por él. Esto le proporciona poderosos aliados, que al estar ya muertos, no tienen nada que perder ni que temer.

Posteriormente adquiere el poder de teleportarse a través del Möbius Continuum. Utilizando ecuaciones avanzadas aprendidas de sus maestros muertos y su intuitiva mente matemática, Harry puede conjurar una puerta en el espacio y entrar en el Möbius Continuum, y una vez dentro, puede crear otra puerta para salir. Dentro del continuo el tiempo no existe, así que la teleportación es instantánea. También es capaz de abrir una puerta al pasado y al futuro y observar los acontecimientos, aunque no puede aparecer allí físicamente.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License