Langoliers
1

Son monstruos en forma de esfera con un apetito inmenso y la capacidad de viajar en el tiempo. Se los describe como cronometradores del orden quiénes devoran a los desplazados en el tiempo, destruyendo remanentes del pasado como una especie de carroñero y depredador temporal. Su presencia puede ser sentida por algunos psíquicos. Su única forma de sustento parece ser el tiempo. A medida que pasa el tiempo, devoran el universo que queda atrás. Los Langoliers no poseen órganos visibles además de la piel, los dientes y las mandíbulas. Tienen una textura de piel casi reptiliana. Sus medios de locomoción son el vuelo, pero no poseen alas ni órganos de propulsión, lo que hace que la naturaleza de este vuelo sea misteriosa. Los dientes de los Langoliers son de color plateado, con la consistencia del líquido. En sus mandíbulas, estos dientes giran alrededor de las tres mandíbulas y cambian de forma continuamente. No tienen cerebro, ni ojos, ni órganos sensoriales en absoluto, pero aún parecen capaces de detectar sonidos y vistas y cazar presas orgánicas. Pueden ingerir todo tipo de materia terrestre, según lo propuesto por su acción de consumir la totalidad del tiempo pasado.
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License