Lucifer
Lucifer

Lucifer es el demonio más poderoso del Infierno. Lucifer es concebido por Dios como uno de sus arcángeles, a cargo de otros ángeles menores. Por desgracia, su soberbia le lleva a encabezar una gran rebelión contra Dios. Cuando esta fracasa, Lucifer y el resto de ángeles rebeldes son expulsados del Cielo y enviados al Infierno, convirtiéndose en Demonios. Allí, Lucifer gobierna en solitario durante un periodo indeterminado de tiempo.

En 1986, la secta sudamericana La Brujería intenta destruir el Cielo haciendo despertar al Oscuro, la Gran Oscuridad primigenia del origen de los tiempos, inactiva y oculta desde que Dios creó el Universo mediante el "hágase la luz". Cuando el Oscuro despierta, invade el Infierno y se enfrenta allí a enemigos tan dispares como John Constantine o el Demonio Etrigan.

Esta invasión provoca el inicio de una guerra civil infernal, acabando con el gobierno único de Lucifer.

Mientras la batalla entre la luz y la oscuridad termina en empate cuando Dios y el Oscuro deciden reconocerse uno al otro como necesarios, la guerra civil se zanja mediante la instauración un triunvirato formado por Lucifer, Azazel y Belcebú.

En 1989, Lucifer, Belcebú y Azazel reciben a Sueño cuando este baja al Infierno para recuperar el Yelmo de Sueño. Allí, el Rey del Sueño se entera de que el Infierno es gobernado ahora por un triunvirato. Tras convocar a todos los demonios en las vastas llanuras, Lucifer presencia cómo Morfeo desafía y vence al demonio Choronzon, recuperando así el yelmo que le había sido robado.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License