Manto
1

Un Manto, o Manto de Poder, es un fenómeno mágico que actúa como un contenedor móvil para un poder sobrenatural. No todos los seres sobrenaturales tienen un Manto; los Mantos se asocian típicamente a los seres magicos mas poderosos como los Dioses Paganos o las Reinas de las Hadas. Un ser en posesión de un manto asume la identidad que contiene y puede ejercer su poder. Una identidad sobrenatural con un Manto se puede considerar como un tipo de posición. Solo una persona puede ocupar el cargo a la vez, pero muchas personas lo pueden tener en sucesión y a cada ocupante se le otorga la misma autoridad.

Cuando una persona asume un Manto de Poder, el Manto comienza a influir en la personalidad de su anfitrión. Empieza con emociones e impulsos que continuamente aumentaban su intensidad. En algunos casos este efecto es extremo: La personalidad de estos mantos sobrescribirán completamente la identidad original del anfitrión. Uno sería prácticamente indistinguible de su antecesor. Esto hace que el propietario del manto sea prescindible, reducido al estado de una parte intercambiable.

Es posible que un solo individuo posea más de un Manto, aunque parece que solo se puede usar uno a la vez. Un Manto puede transferirse de un ser a otro, generalmente a través de la muerte del portador actual. Una vez liberado, el Manto busca el "reflejo de sí mismo" más cercano o el recipiente apropiado más cercano. Si no hubiera un huesped viable, el poder del Manto regresa a su Reina correspondiente para ser otorgado a uno más adelante. Hay sin embargo caso especiales en el que el Manto se puede pasar sin requerir la muerte del portador.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License