Memnoch
1

Memnoch es el Señor de la Muerte y el Inframundo. Memnoch no es del todo malévolo, sino más bien incomprendido. Irónicamente, Memnoch parece preocuparse por el bienestar de la humanidad incluso más que Dios, a quien Memnoch afirma que tiene indiferencia ante el dolor y el sufrimiento de sus Creaciones. Memnoch fue uno de los ángeles más grandes de Dios y afirma ser el primer ángel creado por él. Fue clasificado como un arcángel dentro de la jerarquía celestial, poseyendo inmenso poder, belleza y sabiduría. Se creía que era el segundo en poder y la gloria solo para Dios, haciéndolo casi omnipotente. Él tenía autoridad sobre muchos de los ángeles del cielo. Se dice que él tenía el mando sobre un tercio de la hueste angélica del Cielo en ese momento, que consistía en millones de ángeles de bajo rango. Se dice que estos ángeles estuvieron con él durante la Rebelion del Cielo y fueron arrojados con él después de su derrota. Lo que en realidad paso es que después de la creación de la Tierra y la humanidad que llevó el desarrollo de los espíritus humanos, Memnoch vio como la humanidad sufría las dificultades de la vida y la muerte. Se impacientó con las constantes afirmaciones de Dios de que todo estaba bien, a pesar de todo el sufrimiento que la humanidad había soportado y causado. Él criticó vehementemente el plan de Dios, acusándolo de carecer de visión y benevolencia. Para demostrar que Dios está equivocado, Memnoch decide reunir pruebas para confirmar su creencia de que la humanidad está fuera de la naturaleza. Él crea un cuerpo corpóreo de un hombre humano para usar como un recipiente para su conciencia y desciende a la Tierra para caminar entre los humanos. Como parte de su plan durante sus viajes, se encuentra con una bella mujer humana y con ella experimenta sexo por primera vez. Enfureciendo a Dios, cuando Memnoch regresa al cielo, es desterrado.
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License