Nicolas Correa
1

Nicolás es un joven escritor de 33 años que ya publicó varios libros de cuentos, novelas y poesía, entre los que destaco dos áreas. En primer lugar, sus novelas de terror gótico y religioso, Súcubo (Wu Wei, 2013) e Íncubo (Wu Wei, 2015), y su poemario, Virgencita de los muertos, publicado en 2012 por la editorial La talita dorada y republicado en 2014 por Alto Pogo. Tras iniciarse con varios libros de cuentos de corte realista, Correa ha optado por modificar su rumbo, trocarlo por una realidad horadada a merced de la poesía y lo fantástico, potenciando así, una historia tan visceral como única. El cristianismo, la demonología, el esoterismo, la fe, son pretextos para forjar un estilo alucinado. La ritualización del mal en conjunción con el temor a desmoronarse por siempre, y para siempre, en la alienación.

Bibliografía


Novelas

3

Súcubo (2013)

es una novela atípica dentro de la literatura argentina con elementos del gótico y del fantástico, pero en un contexto de descripciones y de situaciones realistas, tan realistas como puede ser la ubicación temporal. Súcubo forma parte de un imaginario que mezcla el cine de terror religioso con la familia y el barrio. Ambientada en la década del 90, su historia cuenta la llegada de un terrible demonio con forma de gitana. Valiendose de la tradición literaria argentina con la violación de la que participa el protagonista, la realidad social del neoliberalismo menemista y las historias de los pibes que juegan en la calle del barrio. Íncubo sigue la misma idea y la línea argumental de su predecesora, pero embarcada en el ambiente cerrado de un convento y con una protagonista femenina.



2

Incubo (2015)

En Íncubo no existe el Bien: Fátima vive en el convento de Puán y está poseída. Íncubo es la narración de una vida sin voluntad propia, de un sufrimiento sin pausa. Pensaría que el destino posterior de Fátima es convertirse en santa si creyera que a la santidad se llega sufriendo, cosa que me niego férreamente a creer: los santos deben ser felices, y los sufrientes deben recibir auxilio urgente, no una recompensa después. Y Fátima no fue, es ni será feliz, pero tampoco recibe auxilio: en Íncubo predomina el Mal.





Antologías

4

Engranajes de Sangre (2008)

Los cuentos reunidos en este libro indagan en universos cercanos, sin héroes ni épica, con mujeres y hombres (a veces, niños) que se hunden, se chocan, se pelean con su destino. Algunos escapan, otros son devorados sin piedad. Hechos triviales se presentan como las pistas de tragedias al acecho. En unos relatos, la desgracia se desencadena a partir de un episodio externo, pero, en la mayoría de los casos, el principal escollo es un miedo íntimo que no se puede cuantificar.





5

Prisiones Terrestres (2010)

Prisiones terrestres, de Nicolás Correa, subsume a quien lo lee en un laberinto de guapos y acuchillados, en diversos escenarios. Se agrupan aquí una serie de relatos entre los que puede verse el hilo que los subtiende: la repetición, la negación de las nuevas posibilidades históricas, la violencia, la muerte, los cuchillos, las cicatrices, la hombría.






Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License