Quinlan
Quinlan

Quintus "Quinlan" Sertorius o Sr. Quinlan es miembro de los Nacidos, un tipo de vampiro/humano híbrido o Dhampir. A pesar de ser el "hijo" de El Amo, desprecia intensamente a su padre y sirve a tres de Los Antiguos que reciden en America como su principal guardaespaldas y cazador. Alrededor del año 40 d. C., durante el reinado del emperador romano Calígula, el Amo, de solo unos pocos siglos de antigüedad, fue su principal consejero con el nombre de Thrax. A cambio de su consejo, el Emperador proporcionó a Thrax mujeres jóvenes para alimentarse. El Maestro insistió en que estas mujeres fueran vírgenes para él, pero en una "cosecha", una madre recién embarazada fue incluida erróneamente.

El Amo lo sintió tan pronto como la picó, pero ella aprovechó su sorpresa para luchar contra él y escapar. El Amo buscó a la mujer pero no pudo localizarla antes de que ella diera a luz a su hijo; uno de los Nacidos.

Como un híbrido, este niño compartió muchos atributos de la raza de vampiros, pero no su vulnerabilidad a la luz solar o los gusanos de sangre. La apariencia física del niño también era ligeramente diferente a la de un Strigoi completo. Como el "hijo" del Amo, el niño también compartía un vínculo telepático con su padre.

Esta habilidad telepática lo hizo consciente del paradero y las acciones del Amo, pero a diferencia del resto de la progenie del Amo, no estaba sujeto a su control. Con los años el niño se hizo mas fuerte y creció hasta convertirse en un implacable gladiador, habia abatido con brutalidad a bestias y humanos lo que llamo la atención del senado, Faustus Sertorius, un senador e interesado en el ocultismos y artes oscuros, lo libero y rebelo parte de su identidad, le mostró que se trataba de un Nacido, un híbrido de una antigua raza de vampiros y de un humanos siendo el quinto en nacer y por ello lo bautizo con el nombre de Quintus Sertorius. Faustus lo recluto como un soldado para el ejército romano y sus habilidades rápidamente lo hicieron ascender, su fama se extendió rápidamente por toda Roma y África. Fue entonces cuando en una batalla fue abordado por unas criaturas arcaicas, Los Ancianos, líderes de la raza vampirica a la que una parte de el pertenecía; ellos lo invitaron a unirse y le enseñaron sobre los secretos arcanos y aceptar su verdadera naturaleza sin embargo el rechazo la invitación para vivir entre los humanos. Obtuvo a una joven esclava viuda bereber a quien convirtió en su esposa y a una pequeña a quienes amo y protegió pero que le fueron arrebatados por el Amo de quien juro vengarse. Con el paso de los siglos unido a los Ancianos se embarco en una travesía por destruir al amo y cobrar su venganza por haberle arrebatado lo que tanto amaba.

Mucho tiempo después durante el descubrimiento del Nuevo Mundo él se embarcó con los ancianos a esas tierras para comenzar un nuevo orden, pues los Ancianos decían ser los pastores de la humanidad, ayudándolos a gobernar en las sombras mientras el nuevo mundo comenzaba a surgir rápidamente para ellos, en un abrir y cerrar de ojos se hallaban dirigiendo a una gran y descuidada Mahattan. Los Ancianos gobernaron el nuevo mundo hasta la repentina llegada del Amo, predicho en un eclipse Solar, la infección del Amo se fue extendiendo por la ciudad sin que los mortales se percataran de la amenaza, pocos fueron los que enfrentaron al Amo y su ejercito de Strigois impuros, Los Ancianos no podían permitir la propagación masiva de esa raza de impuros, por lo que enviaron a Quintus a pactar una alianza con los enemigos del Amo, un viejo cazador y sus nuevos reclutas, Quintus a su vez recluto a sus propios cazadores, con el objetivo de obtener un libro maldito, el Occido Lumen, aquel libro que hablaba sobre la caída de la luz y quien lo descifrara sabría como detener al Amo.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License